Como primer paso debemos saber de que hablamos cuando decimos “Piratear una cuenta”, se trata de robar la contraseña de un correo electrónico con la finalidad de acceder a tus cosas privadas o simplemente mandar mensajes no deseados con tu dirección de correo en outlook.com

Cuando te piratean la cuenta pueden suceder dos cosas, la primera es que ya no tengas acceso a tu cuenta, lo que significa que han cambiado la contraseña y la segunda que tengas acceso, pero no serás el único por que quien te pirateó también lo hará.

Como solución al primer punto, puedes restablecer la contraseña, pero si entras a tu cuenta y sospechas que alguien más lo hace, puedes cambiar la contraseña para no permitirle el acceso a la persona no deseada. En cualquiera de los dos casos es bueno tener un antivirus potente instalado en tu ordenador, ya que los piratas generalmente utilizan “malware”, como se lo llama al software malicioso, para robar tus datos.

El malware afecta tu ordenador sin que te des cuenta, pero esto pasa la mayoría de las veces cuando bajas cosas de dudosa procedencia de Internet. La cuestión aquí es que la solución es con un buen antivirus que evitará que tengan acceso a tu cuenta Outlook. Como dice un dicho “Mas vale prevenir que curar”, tranquilamente aplicable a este caso.

Como consejo, te podemos decir que no utilices datos personales en tus contraseñas, fechas o nombres que deriven de ellos. Lo ideal es crear tu contraseña con letras (minúsculas y mayúscula) y números, lo que hará más difícil la tarea del pirata que quiere tener acceso a tu cuenta. A esto le sumamos el tener cuidado cuando accedes a tu cuenta en equipos que sean públicos, como por ejemplo los cibercafés, las escuelas o las bibliotecas publicas. Ya con esto tienes una buena base para proteger tu cuenta.